Conservación

Mantenimiento y Conservación de Árboles Ancianos y Singulares

El árbol es un organismo vivo que convive en el espacio urbano con las personas, y las conecta física y emocionalmente con la naturaleza. Como ser vivo, el árbol tiene unas características físicas, un ciclo de vida y unas exigencias fisiológicas que condicionan su crecimiento y su capacidad de sobrevivir en un hábitat, estas características deben tenerse en cuenta especialmente cuando se ubican en un entorno que no le es propio.

Cuidado y Manejo de Árboles Ancianos y Singulares

Para mantener las vidas de los árboles ancianos y/o veteranos, es vital que estos y la tierra a su alrededor sean debidamente atendidos por sus propietarios y por los arboricultores que los manejan. Los árboles veteranos presentan un conjunto único de desafíos de gestión que difieren de la arboricultura convencional. Estos desafíos se han dividido en tres secciones: Gestión de la tierra que rodea a los árboles veteranos, gestión para prevenir fallos estructurales y continuación de las prácticas de gestión tradicionales.

Si las actuaciones de conservación se consideran necesarias, es esencial identificar claramente cuáles son las amenazas reales y potenciales para el/os árboles ancianos y elegir una gestión adecuada.

La gestión por el bien de la administración, o por la necesidad de ser visto «haciendo algo» debe evitarse, ya que las actuaciones innecesarias pueden ser perjudiciales para el árbol y colocar demandas financieras innecesarias en el propietario o administrador del árbol.

Teniendo esto en cuenta, la posición inicial predeterminada debe considerar el enfoque de «no hacer nada» y solo si se considera que esto puede tener un efecto perjudicial en el árbol se lleva a cabo una gestión activa. Cuando se realiza una gestión activa, se debe considerar la gestión de las tierras circundantes como el siguiente paso. Finalmente (y sólo cuando sea absolutamente necesario), la gerencia debe implicar cortar un árbol veterano.

Árboles y Paisajes Antiguos

Los árboles han sido durante mucho tiempo una parte de nuestro paisaje cultural, habiendo sido gestionados desde tiempos prehistóricos. Los árboles ancianos son a menudo todo lo que queda de nuestros paisajes más históricos, pero a través de ellos podemos vislumbrar lo que sucedió en el pasado. Donde el uso de la tierra ha cambiado a lo largo de los siglos, un árbol o grupo de árboles ancianos en pie perdura como reliquia visible de los antiguos campos y manejos de la tierra. En la España moderna, la gestión del paisaje reconoce la importancia de conservar paisajes locales distintivos. Como resultado, cada vez hay más iniciativas para mantener este tipo de árboles.

Anclajes y Sustentaciones

En ocasiones muy concretas y después de realizar todos los estudios necesarios puede ser oportuno sustentar el árbol o partes de este mediante “cableados”. Existen muchos tipos de anclajes: estáticos, dinámicos, anclados al suelo, textiles, de acero, etc.

La mala instalación de estos anclajes o no realizar las revisiones periódicas que se estipulan para cada material puede suponer consecuencias catastróficas, como por ejemplo el vuelco del árbol o la rotura de la rama sustentada. Es fundamental que este tipo de actuaciones sean realizadas por profesionales certificados.

Te mostramos todo sobre nuestro proceso de trabajo en gestión y mantenimiento de arbolado, conservación de árboles ancianos y trabajos forestales así como jardinería en general.